Imagen que contiene exterior, foto, edificio, árbol  Descripción generada automáticamente
Protestas en Caracas 16-11-2019

El 16/N junto al 16/J pueden pasar a ser fechas históricas fundamentales de Venezuela, como lo son el 19-4-1810 Rebelión de Caracas; el 5-7-21811 Firma de la Independencia; el 24-6-1821 Batalla de Carabobo 23-1-1958; la Huida del General Marcos Pérez Jiménez; el 11-4-2002 la renuncia de Chávez y el 16-7-2017 el Referendo Cívico.

El 23/1/1958 y el 11/4/2002 demostramos que la protesta civil no violenta puede hacer que el poder militar destituya o aprese a un presidente autoritario.  El 16/7/2017 demostramos que la Sociedad Civil Organizada puede realizar un acto electoral sin necesidad de los poderes públicos del Gobierno de Venezuela.  El 16/11/2019 nos dimos cuenta de que, si nos lo proponemos, la Sociedad Civil Organizada puede tomar el poder para reinstalar los principios republicanistas de libertad, igualdad y solidaridad, con todos los demás poderes que estén a nuestra disposición, tanto nacionales como extranjeros.

Siempre y cuando, apartemos nuestras naturales diferencias como sociedad humana, posterguemos nuestros intereses personales, grupales, políticos, sociales y nacionales y nos unamos como una gran mayoría de los ciudadanos con un solo propósito, como es la creación de una auténtica República y una Patria Grande, como las soñó El Libertador, para ser libres, prósperos y soberanos.

El Poder Ejecutivo es nulo si los empleados y obreros públicos se paran, hasta que se imponga el Poder Cívico organizado; el Poder Político es nulo sin el voto de la ciudadanía; el Poder Militar si los soldados rasos y profesionales, así como los poderes policiales, se niegan a dispararles a los ciudadanos que protestan sin violencia; el Poder Económico no existe si los consumidores se niegan a adquirir los bienes y servicios que ofrecen, o si sus trabajadores, los administradores, los técnicos y científicos se niegan a servirles.  .Tampoco tendremos paz ni desarrollo social y espiritual sin artistas, filósofos, maestros y profesores, investigadores, sacerdotes, imanes, rabinos y chamanes, pensadores, inventores…

Como sociedad civil, los venezolanos tenemos ya casi cuarenta años en la espera de que los partidos, un caudillo benevolente, o un movimiento revolucionario nos brindara un modelo de nación que nos facilitara nuestro desarrollo humano individual dentro una sociedad cada vez más justa y productiva.

El 16-J dimos un primer paso.  Ahora, el pasado 16-N dimos el segundo.  Y nos despertamos a que somos nosotros mismos, unidos como Sociedad Civil organizada, quienes debemos crear la Nación que queremos y que sí podemos hacer.

Mi querida prima, Mariana Azpúrua, narra a la perfección en Facebook lo que ocurrió el sábado 16N, una epifanía de la Sociedad Civil venezolana:

Los países del mundo democrático no habían apoyado otras intentonas de derrocar al gobierno de "podrido", por…

Posted by Mariana Azpurua on Tuesday, November 19, 2019

Tienen razón los cronistas que escriben que Un fantasma recorre el continente: la rebelión ciudadana...  Es verdad, pero no contra el liberalismo y el estado de derecho, sino contra el totalitarismo, la anomia, la corrupción y el crimen organizados a niveles de las más grandes empresas transnacionales; la falacia, la mentira, el engaño; la filosofía de que todo es válido, no hay justicia, ni ética, ni moral si se actúa a favor de un solo gobierno, del Caudillo de turno o de “la revolución”.  Para los nazis era “Alemania por encima de todo”, para Stalin era “la dictadura del proletariado”.  Para otros es que “Chávez vive.  Socialismo o muerte””.

En Latinoamérica nunca ha prevalecido el liberalismo, sino un mercantilismo caudillesco, retardatario e ineficaz, que heredamos del Imperio Español.  Con desprecio hacia el pobre, ya sea este aborigen, traído como esclavo o hijos de ellos.  Los opresores con un profundo resentimiento por su poca capacidad de administración y de vivir en sociedad, profundo sentido de inferioridad con relación a los imperios, primero a España y el Reino Unido, luego a los Estados Unidos y Canadá, ahora a Rusia, China, Irán y Turquía, incluyendo, ¡A malaya, quien pudiera!, una pequeña isla que una vez fue la perla del Caribe y ahora da lástima.

El 16-N casi toda Venezuela protestó, cada quien contra todo lo que le pareció corrupción, injusto o inmoral: la falta de servicios públicos, alimentos, servicios de salud, salarios correspondientes a los servicios prestados, libertad, seguridad pública, respeto, trato digno …..y muchas otras deficiencias, pero con una sola solución:  la propuesta encarnada por el Ingeniero Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, quien para el momento y tal como lo prescribe la Constitución vigente, ejerce el cargo de Presidente de la República por la ausencia de un presidente debidamente electo y juramentado.  Esta solución propuesta, de manera muy resumida es: 

1. Fin de la usurpación de Nicolás Maduro y su séquito

2. Establecimiento de un gobierno de transición.

3. Convocatoria de elecciones limpias y muy bien supervisadas.

Para esta propuesta, el orden de los factores SI afecta los resultados. 

Nosotros, la gran mayoría de los ciudadanos venezolanos no estamos pidiendo nada a nadie.  Esa propuesta es una declaración de propósito, de lo que proponemos lograr mas temprano que tarde.  Es un llamado para que sea la mayor cantidad de ciudadanos posible de ciudadanos los que vamos a lograr que huya la usurpación.

Para tener éxito es necesario que demostremos unión de criterios y propósitos y la determinación de protestar hasta lograr acabar con la usurpación y proceder a formar el gobierno de transición.  Nuestra mejor opción en estos momentos está con el Presidente Guaidó y el grupo de personas que lo sigue y lo apoya.

Ellos tienen más información sobre la situación que el todos nosotros juntos, pero no todo lo que saben lo pueden hacer público.  Especialmente los contactos, personas, grupos y hasta gobiernos con los que queremos tener alguna alianza.  Debemos confiar en ellos, es mucho lo que han logrado, aunque a algunos patriotas se muestran impacientes.

El pasado domingo un influenciador electrónico declaró que el sábado 16N había sido un fracaso “porque no habíamos logrado nada concreto”.  ¿Sería que esperaba tumbar a la usurpación en cuestión de horas?  Otro reclama su derecho a la libertad de expresión para públicamente criticar como lo están haciendo los que algo están haciendo. 

Un tercero, qué últimamente estaba logrando una amplia audiencia por su fuerte ataque diario a la usurpación, declaró que Guaidó y el grupo que lo seguía ya se habían acabado, que no tenían quien los siguiera, ¡por lo que proponía que promoviéramos a MCM!  Estoy seguro de que nuestra valerosa líder política y social no aprueba de esta promoción en estos críticos momentos.  Cruzando el río, no se cambia de caballo, ni de montura.

Yo entiendo a quien apoye a Maduro mientras se esté metiendo millones de dólares ilegales, y al que lo está tratando, al que hace ver como si lo apoya para no perder la chamba, o la caja CLAP, o unos billetes que me tira mi protector, o el que no sabría que hacer si las autoridades no les dejaran robar, asaltar, secuestrar, traficar drogas, gente, alimentos y medicamentos.  Los entiendo pero no los condono, salvo aquellos que lo hacen para sobrevivir, ellos o sus familiares.

Habrá otros que apoyan a la usurpación porque creen lo que les dicen, o porque quieren creer lo que les dicen para aliviar una vida de sufrimiento.  Creo que no son muchos, pero los hay, y hay que tenerlos en cuenta.

Igual entiendo a los que se declaran opositores mientras buscan una manera que los usurpadores les permitan coger algunas migajas de las que caen de la mesa opulenta.  Dan lástima, pero son hasta más condenables que los usurpadores.

En cuanto a los militares, para cambiar de lealtad tienen que ser todos, o casi todos.  No pueden tener dos bandos, sin que tengan que matarse.  Hay que convencerlos que vamos a ganar, para que cambien su lealtad, como se cambia una camiseta.

A los que no logro entender es a los declarando su oposición a la usurpación, públicamente critican a los que están haciendo algo, creando un movimiento cívico de la misma usurpación.  No me queda otra opción que pensar que algún beneficio deben recibir para perjudicar al movimiento que parece ser el de más probabilidad de éxito.

Armando Azpúrua y Mariana Azpúrua– 20-11-2019

Dios nos bendiga y a Venezuela

LA UNIÓN ES LA SOLUCIÓN

LA PROTESTA Y LA RESISTENCIAADEBEN SER
PLANIFICADAS, ORGANIZADAS, NO VIOLENTAS, CONTUNDENTES Y PERSISTENTES.

EL QUE SE CANSA, PIERDE

16 Comentarios

  1. I was very happy to seek out this net-site.I wanted to thanks on your time for this wonderful read!! I definitely enjoying every little little bit of it and I have you bookmarked to check out new stuff you weblog post.

Dejar respuesta

Por favor escribe tu comentario
Pro favor introduce tu nombre