La protesta es la expresión del poder soberano.

¿Para qué son los Pactos?

– Armando Azpúrua – 01-09-2021

Representantes de los gobiernos y las oposiciones de Venezuela se reunieron en la Ciudad de México el 29-08-2021 para firmar un acuerdo de reuniones con el fin de celebrar un Pacto, con el apoyo del Reino de Noruega para resolver los problemas que agobian a Venezuela desde hace más de 20 años.

Los seres humanos y muchos animales nacen con un instinto que los mueve a ayudarse mutuamente para resolver alguna dificultad.  No así entre predadores y predados.  Los seres humanos, usando su discernimiento pueden, dadas las circunstancias, firmar pactos entre enemigos.

Un Pacto es un procedimiento formal mediante el cual las partes determinan la identidad de cada una con sus posiciones previas, los propósitos de dichas partes, las acciones a tomar por cada una de ellas y el propósito manifiesto del Pacto mismo

El propósito manifiesto del Pacto es lo que interesa a todos los afectados.  No obstante, lo esencial son los propósitos de las partes, pero estas nunca son expuestas al público.  Usualmente, cada una de las partes principales del pacto tienen una persona con autoridad para acordar o disentir y otra persona de confianza de los jefes de cada una, uno o mas moderadores de cierta neutralidad y algunas personas en representación de los organismos que aportan su prestigio para juzgar sobre la actitud de las principales partes interesadas.

Con tan poco acceso a las verdades relevantes, solo nos queda la posibilidad de especular de cuales son las probabilidades de las distintas actitudes y propósitos de cada una de las partes y de los resultados que se pueden esperar de la ejecución de lo pactado.

Puede ser útil leer sobre pactos anteriores en nuestra historia para adquirir alguna destreza.  Se me ocurren los pactos de Bolívar y San Martín en Guayaquil, Bolívar y Morillo en Santa Ana; Betancourt y los militares en 1945, el Pacto de Punto Fijo en 1958…  “Los Aliados” contra “El Eje” en la Segunda Guerra Mundial y luego EE.UU. y Japón contra la URSS.

En ninguno de los dos bandos hay jefes únicos, son como pandillas.  Por el lado de los usurpadores del poder, Maduro es el más fácil de complacer: le dan una dosis de “Justicia a la mode para su inmunidad y un billoncito de dollares para que las pase bien con la tribu de Flores (a lo Baby Doc, el hijo de PapDoc, Presidente Vitalicio de Haití).  A los hermanitos Rodríguez, la Presidencia y Vicepresidencia hasta más nunca, vitalicias y hereditarias.  A Diosdado su partido y el Grado de General en Jefe por su bravura militar, con la correspondiente Justicia Provisional y sus billoncitos libres de toda sanción.  A Padrino, será que lo asciendan a Generalísimo y le dejen a sus compañeros de armas lo que tienen y algo más, las empresas que se van a privatizar.  El Tarek serio, se deberá conformar con que le cedan la Guayana Venezolana para que el reciba allí a todos los emigrados Drusos que quieran venir, así con su correspondiente Justicia Provisional.

Del bando “opositor” y los moderadores, todos se conforma con ser diputados en minoría, gobernadores de los Estados más tristes, y alcaldes de las ciudades de menor importancia, porque las mayores serás Comunas controladas desde el Ministerio correspondiente.

La Corona de Noruega, la que en dos ocasiones ha ganado medalla de oro por mantener cordiales relaciones tanto con Inglaterra como con Alemania durante las guerras mundiales.  Los cubanos castristas se irán para Bolivia o Argentina y los buenos seguirán pelando bola en Venezuela.

Los pranes profesionales, Jefes de Bandas y Megabandas, Traficantes de Substancias, Armas y Personas, guerrilleros, mercenarios y demás mala conductas, lograran su propio entendimiento sobre el Estado, así como en México actual.

Habrá que darles unos tres o cinco años para que los venezolanos se convenzan de que un Gobierno de componendas entre delincuentes establecidos y arribistas es peor que lo que ya hemos sufrido con esta fulana Revolución Castrochavista.

Contamos con nuestro legado de Libertadores y nuestros héroes y líderes nacidos en el siglo XXI para que nos rescaten.

Ellos se encargarán de sacar toda la bazofia humana y de refundar una auténtica república como la que nos legó El Libertador, en la que la Sociedad Civil Organizada ejerce el poder hegemónico mediante el imperio de la Ley, con plena libertad social y económica, y con moral y luces que nos haga un esplendor en el concierto de Naciones.

Ver la entrevista de CNN al Presidente de la Asamblea Nacional y Presidente Interino de la República de Venezuela – https://youtu.be/SJDOWJtDp0Y

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.