La protesta es la expresión del poder soberano.

Negociación Venezolana Número 15, Ciudad de México


Muchos se preguntan ¿qué tienen las distintas tendencias de la Usurpación y las distintas Oposiciones en Venezuela que negociar?  Y las demás partes interesadas que no están representadas pero que están dispuesta a apoyar a los asistentes que apoyen sus intereses, ¿Qué quiere cada una de esas partes y qué tiene que ofrecer a los demás?

Me tomo la licencia de especular al respecto, porque no tengo otras fuentes de información que no sean YouTube, Wikipedia y uno que otro comentario de las redes sociales.

Me imagino que a todos los venezolanos de buena voluntad y a sus amigos nos encantaría que de esta negociación se logre aminorar el sufrimiento de los venezolanos.  Pero son muy pocos los que creemos que de ahí se logre algo que no sería pura presentación escénica de los participantes.  Yo, en particular, soy optimista porque están patrocinando otra vez los representantes del Reino de Noruega.

El Reino de Noruega tienen una larga tradición de negociación pragmática en extremo. Durante las dos Guerras Mundiales tuvo una posición de Neutralidad para no involucrarse.  Sin embargo, con escasa resistencia fue ocupado durante todas las guerras por el ejército de Alemania.  No obstante, logró condiciones para no contrariar a su tradicional socio político y comercial, el Reino Unido.  De hecho, salvó su reputación y salió favorecido porque desarrolló sus reservas mineras para suplir a Alemania, que también le dejó a la administración pública noruega una disciplina y una efectividad que no es común entre los otros países nórdicos.

Nosotros, Gerardo Blyde (Coordinador), Luis Aquiles Moreno, Luis Emilio Rondón, Tomás Guanipa, Carlos Vecchio, Mariela Magallanes, Stalin González, Roberto Enríquez y Claudia Nikken (Secretaria Ejecutiva), Delegados de la Plataforma Unitaria de Venezuela para el proceso de negociación instalado hoy en la Ciudad de México, con la facilitación del Reino de Noruega, el acompañamiento del Reino de los Países Bajos, la Federación de Rusia y, en general, de la comunidad internacional

Lo que quiere Maduro y lo que tiene que ofrecer es lo que está más claro, a menos que la angustia le haya hecho perder la poca razón que tenía.  Puede comprometerse a renunciar si se le ofrece inmunidad judicial y financiera.  Un paquete como el de Baby Doc, Presidente Vitalicio de la República de Haití, hijo y heredero de Papa Doc Duvalier, para el beneplácito de Cabello, los hermanos Rodríguez y todas las demás personas que solo están pendientes de sus intereses económicos.  A nadie les va a hacer falta.  No así a los cubanos.  Puede ser que se decidan a negociar con USA.

El «oficialismo» en la Asamblea de la República Interina y la «oposición» de la irrita Asamblea del castrochavismo, estarán satisfechas si se acuerda el reconocimiento de los 5 Poderes Públicos de la Usurpación por parte de todas las partes de la Negociación, a cambio una nueva Asamblea electa el 21 de diciembre en la que la Usurpación se compromete a limitar su presencia a solo un 55%.  Y de elecciones regionales y locales en 15 Estados y 200 Alcaldías menos poblados.  Así se complace a los que quieren una Venezuela «democrática» y a los políticos profesionales de todos los colores.

Para esa fecha ya estará lista la reforma de la CRBV para adaptarla plenamente al Estado Comunal.  ¡Una Guará!, como dicen los barquisimetanos.  Menos trabajo para los Gobernadores y Alcaldes.

También se acordará levantar las sanciones y el «embargo» a cambio de que en el primer gabinete los Ministerios del Poder Popular de Justicia, Educación, Salud y de Viviendas estarán en manos de personas de alta calificación profesional y gerencial, lo que automáticamente excluye a los castrochavistas.  Todas las empresas actualmente del Estado, incluyendo PDVSA y la Corporación de Guayana se privatizarán a través de la venta de acciones en todas las bolsas financieras del mundo.  Eso hará feliz a Fedecámaras y a los castrochavistaburgueses que no quieren invertir más en el Imperio y mucho menos en China, Rusia, Irán y Turquía, donde en cualquier momento los pueden nacionalizar.

Los militares están indiferentes, siempre y cuando se les compense lo que tienen en negocios de minería y transporte y distribución de sustancia pronto permitidas mediante la entrega de acciones de las empresas privadas que se formen a tal efecto y que los gringos se ocupen de acabar con los guerrilleros y capos, los paras, los pranes y los jefes de colectivos y megabandas.

A cambio, los gringos solo piden que se les reconozca como Imperio Favorito y que no les acepte yuanes a los Chinos

Dirá el lector que estoy soñando. Si, soñar es vivir.  ¿Se imagina usted si Pérez Jiménez, en vez de insistir en ganar el plebiscito a cómo diario lugar, hubiera dejado que se eligiera a Betancourt, Vilalba o Caldera? 

Dicen que en las primeras WikiLeaks hay una carta de la Embajada Americana de Caracas a P.J. en la que recomiendan: “Si no cree poder ganar una elección, haga trampa, pero no haga un plebiscito”.  P.J. no hizo caso, seguramente por insistencia de Vallenilla; sería hoy en día venerado como Padre de la Segunda y Próspera Patria Democrática, (siempre y cuando hubieran seguido practicando lo que el impuso en materia de administración pública y desarrollo económico).  Venezuela sería como Singapur hoy en día, pero como república democrática.

Que Dios nos Bendiga y la Virgen nos ampare, a Venezuela y a la Patria Grande.

Armando Azpurua, Profesor Jubilado de la Universidad Central de Venezuela

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.