Así lo creo…

Acatando la recomendación de FUNVISIS de mantener la calma, luego del susto con el sismo de magnitud 6.5, me concentre en escribir las acostumbradas líneas de mi artículo, sobre el drama político y social como realidad nacional, con causas que se nutre el régimen de Venezuela del modelo cubano.  Sin embargo, una nueva etapa de lucha por la democracia está comenzando sin aspavientos ni remordimientos. 

El pueblo quiere un cambio sin violencia, para un país con inclusión y respeto a la dignidad del ser humano.  Por eso, hay que definir un horizonte para lograr nuestro propósito: salir del régimen.  Tenemos que demostrar que por encima de nuestras diferencias naturales, somos capaces de ponernos de acuerdo.  Es un compromiso de unidad, muy serio y responsable con la democracia y con el país, y un mensaje de esperanza. 

Se trata de entender que el pueblo se preocupa más por satisfacer sus necesidades, su bienestar, su comida, salud y seguridad, que por la situación política y por los partidos.  Por eso debemos llenar de contenido social y moral el discurso, como propuesta de cambio. 

Es decir, hay que darle formalidad a lo que proponemos, unificando criterios, con propuestas de soluciones.  Se trata de una transición hacia un futuro mejor para la restauración de la democracia. 

Hablamos de la verdadera descentralización y municipalización de la vida pública.  Es decir, de restablecer la autonomía de los estados y municipios, para transformarlos en algo distinto de lo que hoy son.  Se trata entonces, de la reconstrucción de la República Federal y descentralizada en los términos establecidos en la Constitución. 

Ante esta realidad que afecta a todos los venezolanos por igual, necesario es cambiar de rumbo mediante un proceso electoral transparente con un CNE equilibrado e imparcial.  Esa realidad se manifiesta en la incapacidad del régimen, para controlar el conflicto político y social.  De tal manera, que la perdida de la conducción política en el manejo de la crisis, lo ha llevado al terreno de la ingobernabilidad.

Jesús Alberto Barrios R.  – 21-8-2018

[email protected]

Instagram: @jesusalbertob
Twitter: @jesus_albertob