“COPEI no legitimará a la junta ADHOC y se queda en la Unidad”

Los términos y las condiciones en las que el gobierno de Maduro, a través del Consejo Nacional Electoral, pretende que se realice el llamado Proceso de Renovación de Organizaciones con Fines Políticos”, constituyen un acto de violencia brutal contra la democracia. Esos términos que se le exige cumplir a los partidos, son obstáculos deliberadamente insalvables, dificultades insuperables con el desvergonzado propósito del gobierno, de ver a los políticos de oposición con sus partidos doblegados y humillados, luego de haberlos, además, enfrentado a unos contra otros.

Es el gobierno sometiendo por la fuerza a la oposición a una gran afrenta para, luego, declararlos ilegales. El objetivo final, por supuesto, es seguir posponiendo indefinidamente las elecciones porque el gobierno no realizará ninguna mientras las tenga pérdidas. Habrá que presionarlo al máximo desde dentro del país y desde fuera para que se realicen.

COPEI LEGITIMO-OPOSICIÓN comparte con la UNIDAD que, frente al escenario descrito, es necesario desarrollar una estrategia inteligente; una estrategia que consciente de los obvios objetivos perseguidos por el gobierno, permita derrotarlo. Para ello hay que regresar, con urgencia y espíritu contrito, a la fuente de nuestro vigor; volver a retomar nuestro recurso más valioso, la piedra angular de nuestras fortalezas: la UNIDAD.

Coincidimos plenamente con nuestro querido compañero Ramón Guillermo Aveledo cuando demanda una estrategia común ante la maniobra oficialista; afirmando con tajante dignidad “No participo ni participaré en ninguna validación”. Ciertamente en esos términos la respuesta de la Unidad debe ser unitaria y contundente.

Es la hora de recomponer y rescatar, en los hechos, esa aspiración nacional, algo desalentada en estos días, de que actuemos juntos, en comunión con la inmensa mayoría de nuestro sufrido pueblo víctima de este gobierno dictatorial, corrupto, inepto y destructor.

El país nos exige a todos los políticos de oposición, que actuemos, como lo hemos hecho exitosamente en el pasado, UNIDOS y que enfrentemos el llamado “PROCESO DE RENOVACIÓN DE ORGANIZACIONES CON FINES POLÍTICOS” juntos, dejando de lado los particulares intereses partidistas.

Es un clamor nacional el que diseñemos un instrumento único para enfrentar la trampa que para todos supone este proceso de renovación. Necesitamos con urgencia defender la herramienta que verdaderamente despierta la voluntad de nuestro pueblo como lo es la tarjeta única o tarjeta de la unidad, o despertar la masiva movilización para activar el REVOCATORIO cuya realización el gobierno abusivamente frustró, pero que mostró de lo que es capaz nuestro pueblo cuando le ofrecemos un liderazgo unitario. Lo que hoy reclama el país es RENOVAR y RELEGITIMAR con hechos LA UNIDAD.

En cuanto al copei del gobierno, es nuestra obligación denunciar que después de todos los esfuerzos hechos por un grupo de compañeros encabezados por el Dr. Pedro Pablo Aguilar fue imposible que La Junta Ad HOC y quienes la mueven tras bastidores retiraran las acciones judiciales contra COPEI; empeñar la palabra para después defraudarla fue su conducta reiterada. Se hicieron todos los esfuerzos para conseguir liberar a Copei pero la burla, el engaño y la negativa fue la constante.

Denunciamos ante nuestros militantes para que no sean sorprendidos en su buena fe y ante el país que ese Copei, producto del despojo del que fue objeto nuestra organización por una alianza de copeyanos desleales, el Gobierno y el PSUV no está con la UNIDAD, está abiertamente o subrepticiamente contra la oposición. Es más, sus jefes no quieren estar allí. Están en otro lugar.

Si, por otra parte, el gobierno fraudulentamente ayuda a legitimar a ese copei, lo estarán colocando en la triste comparsa de cadáveres políticos insepultos, sometiéndolo al escarnio del pueblo… Los jefes, sin embargo, habrán cumplido el encargo.

Aquellos copeyanos que de buena fe aspiran a contarse y lograr cargos de representación popular, no pueden tener peor tarjeta que la de ese copei dirigido por cipayos: Apreciados compañeros, no debemos equivocarnos. Nuestro camino es y debe ser con La Unidad.

La auténtica legitimación de COPEI no la lograremos haciéndole el juego al gobierno. La alcanzaremos el día en que, con el esfuerzo conjunto de las organizaciones políticas y sociales opositoras y el respaldo del pueblo, desalojemos de Miraflores al funesto gobierno de Maduro.

La línea de nuestra organización es clara: no se trata de que Maduro cambie, se trata de cambiar a Maduro.

Los copeyanos regados por todo el territorio nacional somos leales a Venezuela. Por ellos fijamos esta posición respetando la consciencia y la libertad de cada quien. La traición por servilismo o subalterna ambición es de unos pocos.

Ahora, recordemos una frase del discurso que dio Rafael Caldera en el Táchira el 26 de agosto de 1951, refiriéndose a compañeros que habían decidido apoyar la dictadura de Pérez Jiménez: “Yo les digo, compañeros: si yo fuera gobierno no me fiaría de los vendidos. El que vende a su partido hoy, vende su gobierno mañana.”

SOMOS EL COPEI DE AYER, DE HOY Y DE SIEMPRE.

Dada en Caracas, 04 de marzo de 2.017.-

Pedro Pablo Aguilar, Oswaldo Alvarez Paz y José Curiel.

Por La Dirección Política Nacional Legítima:

Roberto Enríquez, Presidente    Robert García, Secretario General